SÍGANOS EN...

UBICACIÓN

 

TELEFONO: (57)3142267074

 

¿Qué exámenes debo hacerme para determinar si mi dolor de espalda corresponde a que tengo algún problema de columna?

 

 Los pasos que permitirán definir qué tipo de alteración podemos tener consisten en un examen físico, que se hará dentro de la consulta médica y algunos exámenes complementarios que el especialista determinará.

 

  • Examen Físico: En el examen físico, el especialista entrevista al paciente, para localizar la zona del dolor lumbar. Asimismo, si es que el dolor se irradia, determinar hasta dónde se irradia y por dónde se irradia. En este examen, realizamos ciertos movimientos de la columna, con el fin de ver, si existe algún movimiento que aumente el dolor. Exploramos la sensibilidad, la fuerza y los reflejos en la extremidad superior (si se sospecha de hernia cervical) y en la extremidad inferior (si se sospecha de hernia lumbar). Examinaremos como esta nuestra marcha en puntas de pies y en talones. Y por último, se realizarán pruebas de neurotensión, estas consisten en poner en tensión el nervio, en caso de tener una compresión, se produce un dolor irradiado. Esto ocurre por la compresión del nervio, lo que evita su libre desplazamiento, esta prueba se denomina Signo de Lasegue.
  • Rayos X: Dentro de los estudios radiográficos tenemos dos tipos: las radiografías simples y las dinámicas. Las radiografías simples se realizan en dos proyecciones, una en anteroposterior (desde el pecho hacia la espalda) y otra en lateral (de lado a lado). Las radiografías dinámicas se realizan en dos proyecciones: flexión (cabeza y tronco hacia adelante) y extensión (cabeza y tronco hacia atrás), siendo ambas laterales. Las radiografías simples nos permiten sospechar de la hernia discal al encontrar disminución de los espacios intervertebrales y las radiografías dinámicas nos permiten descartar cualquier inestabilidad (desplazamiento de una vértebra sobre otra) para así poder elegir el tratamiento adecuado.
  • Tomografía Axial Computarizada. El T.A.C., tiene una especificidad menor a la resonancia magnética para realizar el diagnostico de hernia discal y no delimita los tejidos blandos, además de que emite radiación. Es más específico para hueso, siendo útil en fracturas vertebrales y canales lumbares estrechos.
  • Resonancia Magnética Nuclear. Es un estudio no invasivo (no es necesario inyectar contraste, solo en casos especiales), no emite radiación y provee excelentes detalles, es el procedimiento de elección para el diagnóstico de la hernia discal ya que nos permite tener su localización exacta, así como, nos orienta hacia el tipo de hernia.

Las hernias discales se pueden clasificar según el corte de la resonancia magnética que se esté valorando:

En un corte axial (transversal) se clasifican en: central, posterolateral, foraminal, extraforaminal.

· Y en corte sagital (longitudinal) se divide en: protruida y extruida, la extruida puede ser: no migrada y migrada, y la migrada puede ser caudal (hacia abajo) o cefálica (hacia arriba). Puede haber un tipo especial de hernia donde un fragmento de la hernia extruida se separa de la porción principal, a este fragmento se le llama secuestrado.



Fuente. Centro de Columna. 2014

  

  • Electromiografía. Algunas veces es necesario realizar un estudio de neurofisiología de la conducción nerviosa mediante una exploración Electromiográfica, la cual nos va a indicar la raíz nerviosa que se está lastimando por la hernia discal o descartar otras patologías que puedan simular una compresión de la raíz nerviosa (neuropatías, tumores, etc).