SÍGANOS EN...

UBICACIÓN

 

TELEFONO: (57)3142267074

 

Cirugía Abierta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Indicaciones:

Se indica la cirugía abierta cuando el dolor local e irradiado empeora notablemente o se mantiene sin mejoría después del tratamiento conservador, se puede acompañar de alteración en la sensibilidad, reflejos osteotendinosos y/o fuerza muscular, en forma importante y progresiva, generalmente es una hernia no candidata a cirugía mínimamente invasiva como algunas hernias discales extruidas migradas y/o secuestrada. Esta cirugía se indica de urgencia cuando hay perdida del control de los esfínteres vesical o rectal (incapacidad para controlar la emisión de orina o heces) y cuando hay una zona de anestesia en silla de montar (pérdida de la sensibilidad a nivel de los genitales, recto y en la entrepierna).

Técnica quirúrgica:

Consiste en la extracción del disco degenerado (o sus fragmentos) y liberación de las estructuras nerviosas comprimidas. Se realiza con anestesia general, con el paciente boca abajo, practicando una incisión de unos 5cm en la parte media de la espalda a nivel del disco herniado, posteriormente se separan los músculos de la espalda dependiendo del lado donde se encuentre la hernia, se retira una pequeña porción de hueso de la lamina de la vértebra superior a la hernia (hemilaminectomia), se reseca una pequeña porción del ligamento amarillo (flavectomía), se identifica la raíz nerviosa, la cual se libera y proteje para poder perforar el ligamento longitudinal común posterior y poder realizar la discectomía (extracción de la hernia discal), de ésta forma la raíz nerviosa queda descomprimida al darle más tamaño al canal de salida intervertebral del nervio, finalmente se suturan los músculos a su posición original y se sutura la piel.

Recuperación.

Inmediatamente después de la cirugía el paciente pasa al área de recuperación por un lapso de 1 a 2 horas, para posteriormente pasar a su habitación, permanece en reposo el primer día de la cirugía, en el 1° día después de la cirugía se levanta al paciente de la cama con apoyo de soporte lumbosacro el cual utilzará por 1 a 3 semanas y se le indica que camine y se da de alta hospitalaria en las primeras 24 horas, con analgésicos y anti-inflamatorios tomados por 2 semanas aproximadamente siendo esta la recuperación inicial, habitualmente, el dolor disminuye o desaparece tras la intervención. La primer visita medica se realiza en las primeras 72 horas postoperatorias y los puntos de la herida se retiran a los 7 días postquirúrgico aproximadamente, que generalmente es en la segunda visita en el consultorio medico después de la cirugía, indicándose el inició de la fisioterapia a las 24 horas postquirurgicas con sedativo para disminuir el dolor y la inflamación y a partir del 5° día ejercicios de fortalecimiento y estiramiento, se reincorpora a su trabajo en la 2° semana postquirúrgica, durante los primeros meses se indicaran citas para controlar la evolución del paciente.